martes, 22 de junio de 2021

En Busca de la Melodía Perdida, Día de la Música

 


Juan Antonio Simarro y el reino de la sinfonía de cristal.



Simarro es un compositor español simpático y de gran calidad humana,

quién además de unas cualidades artísticas brillantes como director e intérprete, ha mostrado su genialidad en la composición, no sólo en el camino “ fácil “ del cine y la televisión, dónde triunfaron tres de los grandes clásicos del siglo XX, Henry Mancini, Quincy Jones y Miklos Rozsa, si no que, tomando como modelo a Bach, rompe con la dictadura de la música atonal instaurada en la denominada música clásica contemporánea, y en una combinación de Indiana Jones y Leandro Fernández de Moratín musicales se lanzó a la busqueda de la melodía perdida, encontrando el reino de la sinfonía, muy sólida, por cierto, nada de cristal, y tal como su modelo, realizando variaciones para reconvertir sus movimientos en música de cámara, al objeto de posibilitar mayor difusión, pues sus composiciones no son únicamente florituras estilo Góngora, sino partituras en la causa general de mejorar el mundo, equilibrando diferentes causas, sin llegar al fanatismo en ninguna de ellas,

algo que estropea todo lo que toca.


Por eso, para remarcar el Día de la Música, el nombramiento como compositor oficial de la Orquesta Filarmónica de Lisboa, demostrando el buen gusto portugués en lo artístico, y la obtención del mismo cargo en la Beverly Hills Symphony, tras la interpretación en la ONU de una de sus sinfonías más comprometidas, me han parecido la mejor conmemoración.