sábado, 7 de diciembre de 2019

EL MAREO VERDE


La mentira verde de las gentes, porque ni es cielo ni es azul.

Efectivamente nada hay como la parafraseada cita de Quevedo, para evaluar el conocimiento del mundo en el cual vivimos y descubrir que a pesar de Gutenberg, el inventor de la imprenta, de Kepler y Còpernico, la mayor parte de las personas viven y actúan como si la Tierra fuese plana y el Sol se moviese. Pues a pesar de los científicos de la ONU, iguales a áquellos doctos Doctores que sostenían ante un desastrado Colón, “inculto
marino” la forma plana de la Tierra, antes de hablar de la falacia del cambio de clima vamos a examinar unos hechos científicos irrefutables, los cuales se evita mencionar por inquietantes. Primero la tierra firme, es la mentira marrón, porque ni es firme y su color depende de la profundidad. La tierra se mueve, de ahí que Colón con un mapa antigüo se
equivocara y no arribase exactamente en la latitud pretendida. Por tanto el ciclo climático actual depende de un factor totalmente incontrolable por nuestra parte. Este ciclo depende de una corriente cálida y una corriente fría las cuales se mezclan en el Oceáno Athlántico, cada cierto tiempo la corriente cálida supera a la fría, lo cual provoca un deshielo acelerado, llegando a un deshielo casi repentino, lo cual invierte el proceso y provoca
una era glacial. En el improbable caso las naciones consiguieran ponerse de acuerdo para enfríar artificialmente la corriente cálida y evitar la glaciación y la subida del nivel del mar, dependemos de la existencia del susodicho oceáno. Bien pues el propio movimiento de la Tierra está cerrándolo, lo mismo que un desplazamiento del terreno creó el Mar Mediterráneo en una dimensión de tiempo inabarcable para el pensamiento
humano, pues la tradición de 2000 años de permanencia de dicho mar, a nuestros ojos parece eterno apenas es un paréntesis de dos días en el tiempo de la Tierra. Por último este planeta tiene fecha de caducidad, al
menos para la vida conocida, cuando su sol se funda, hecho completamente inevitable. Ajá, si millones de años, si la esperanza de vida en Africa no llega a los 40 años, cual es la importancia de una catástrofe,
mas o menos real cuya posibilidad de ocurrir es de 110 años?

Se oyen teorías malthusianas, de la gran cantidad de humanos, y la falta de recursos para alimentarnos a todos, cuando más del 60% de la Hunanidad sigue falleciendo por hambre;se habla a la ligera de la revolución Neolítica, eliminando el aumento de recursos y sanidad que supuso la cocción de los alimentos, y todas estas causas se resumen en una
imposición de religión animista, la cual en sus sectas más radicales tienen más cabida el supuesto derecho a la vida de los animales, de ahí su precepto vegano, que el derecho a la vida de los miles de personas fallecidas a causa del hambre.

Se habla siempre de eliminar el Capitalismo, el cual como todo, si es Capitalismo ético es el sistema más próspero para la Humanidad, y con el miedo a la catástrofe se nos quieren convertir a una sociedad comunista-animista llena de Vina Gretas, dónde los berridos de estas supuestas vijlnas,( óraculos y sumas sacerdotisas en nórdico antigüo aplicando la investigación científica al modo de la ONU) sustituyen al pensamiento libre y lógico. Si además la plasmación de su religión es una mierda discriminativa tal como Madrid central el cual deja el aire limpio para los cuatro ricos que viven en el centro y para los turistas, y hace perder más de dos horas para llegar a facilidades culturales pagadas con los impuestos de todos a los desafortunados habitantes del no centro, la conclusión no puede ser otra que .¡ No Gracias ! Metánse sus retrógradas y ciegas creencias dónde les quepa. En cuanto a estupidez, mayor que la realización de dicha
mierda, sólo cabe el defenderla, ya hablaremos en profundidad de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario