miércoles, 27 de noviembre de 2019

El Bel Canto regresa al Teatro Real 192 años después.


Vuelve el Romanticismo, ( al menos en la Ópera).

Con la representación de “ El Pirata” de Vizenzo Bellini, regresan al Teatro Real el drama romántico,( entedido como categoría artística), y el Bel Canto, dentro de la mar oceána que es el mundo de la Ópera, el Bel Canto es un estilo vocal creado en Italia desde el siglo XVII hasta la primera mitad del XIX, consistente en buscar la perfecta conjunción del
Legato ( modo de ejecución de un conjunto de notas musicales evitando el silencio), con toda la interpretación del canto,y un desarrollo de elementos virtuosi, tales como la coloratura, el trino, la brillantez de los agudos y el manejo de la respiración. El trino es un adorno musical de encadenamiento
rápido y alternativo de dos notas adyacentes. Floreciente en la época del Barroco, pasó de moda en la segunda mitad del XIX, y la elección de cantantes con mayor arte declamatorio, más rapsodas y menos virtuosi, aumentando la importancia de los recitativos, hizo incluso casi desaparecer la técnica. Junto con Rossini, Donizetti, Bellini es uno de los mayores representantes del Bel Canto, y “ El Pirata” es la obra cumbre del estilo, particularmente agotadora para los cantantes.

Ésta ópera en la cual el trino,la coloratura y el legato se llevan al extremo, será representada en 14 funciones entre el 30 de noviembre y el 20 de diciembre. La dirección musical está a cargo de Maurizio Benini, maestro del repertorio lírico italiano al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, con tres repartos alternativos debido a la dureza de la obra.
La escenografía de Daniel Bianco sumerge desde el primer momento en los evocadores espacios dónde Espronceda, Bécquer o Zorrilla desataban el ímpetu desbordante de los sentimientos y emociones de sus protagonistas, las cuales a fuer de carecer de control, como las torrenteras
llevaban a su trágica destrucción. La dirección de escena de Emilio Sagi y el vestuario creado por Pepa Ojanguren contribuyen de modo notable a la sensación de fatalidad trágica y desgarradora propias del drama romántico.

Los intérpretes alternativamente por la ya reseñada dificultad vocal serán los tenores Javier Camarena, Celso Albelo y Dmitry Korchak,
las sopranos Sonya Yoncheva, Yolanda Auyanet y María Pia Piscitelli,
con los barítonos George Petean, Simone Piazzola y Vladimir Stoyanov.

El libretista Felice Romani partiendo del drama gótico “ Bertram” , escrito por Charles Maturin crea una historia, la cual si bien cronológicamente puede clasificarse como prerromántica, contiene todos los elementos del drama romántico, el amor verdadero, el erotismo exaltado en sentido estricto,( la atracción egoísta y desenfrenada por alguien), diferentes lugares pavorosos y llenos de peligros, y una línea temporal quebrada.

No se la pierdan, y puedo asegurarles después de una profusa investigación , en este caso que el protagonista se llame Ernesto carece de importancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario