martes, 3 de julio de 2018

EL NUEVO GOBIERNO AGRANDA VIEJOS ERRORES EN EL SISTEMA DE PENSIONES

¿ Es sostenible nuestro sistema de pensiones ?

 Originalmente lo era, desafortunadamente los cambios habidos en él han estropeado el sistema, debido a errores materiales y conceptuales; empecemos por los conceptos : Sistema Público de Pensiones,¿ cúal es el significado de público aquí ?  Obligatorio, lo que lo ha convertido en un impuesto más para los sujetos obligados que no son todos. Primero el derecho a la pensión es un derecho privado del sujeto cuya gestión le confiamos a un organismo público, y esta gestión debe redundar única y exclusivamente en el sujeto para su beneficio propio. Segundo cada sujeto genera el derecho al que se hace acreedor, por lo tanto hacer obligatorio el sistema de reparto, poner un límite máximo de cobro independientemente de la cantidad generada por éste, imponer que se tenga en cuenta sólo un determinado período de años en lugar de toda la vida laboral,  lleva a escoger los tipos mínimos de cotización, a buscar la jubilación anticipada, y a no esforzarse más en determinado nivel salarial. Tercero  la  renuncia a luchar contra el dumping social ( pagar bajos salarios para aumentar las ventas) y al mismo tiempo permitir que las empresas prejubilen trabajadores de salarios y cotización alta y los sustituyan por personal con rango salarial inferior y por tanto de cotización más bajo convierte al sistema en deficitario; por supuesto no ayuda la integración en el régimen general los colectivos de menos dinero, y siga aun pendiente la integración en el sistema de colectivos como los Diputados los cúales no son los únicos con altos salarios y sistema propio de pensiones.

    ¿ Es la solución un complemento de gestión privado?

  En España no, la ausencia de seguridad jurídica como demostró el gobierno de Felipe Glez. cambiando las reglas en mitad de la jugada permitiendo a Hacienda llevarse el grueso del ahorro de los planes de pensiones,me lleva a exigir la inclusión en la Constitución Española entre los derechos reconocidos en amparo la imposibilidad de cambiar las leyes y reglamentos de los planes de pensiones una vez constituidos hasta su extinción excepto para condiciones favorables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario