viernes, 27 de abril de 2018

Madres y libros, ¡ viva la imprenta¡

Días y días.

    Ya es conocida mi posición sobre el mal gusto y el poco tino, en mi opinión, lucidos por la ONU para establecer sus días internacionales, sin embargo tanto me gustan los libros, que a punto estuve de caer, pero no, prefiero regalen estos libros en el Día de la Madre, y en la próxima Feria del Libro, pero sobre todo a las madres, pues a pesar de la pandereta comercial dada a este día, nunca se cita como regalo apropiado, los libros, parece ser que cualquier mujer decidida a ser madre y cuidar de sus hijos carece de facultades intelectuales.
    “ La Clave Némesis” de Iñaki Martín Velasco,
Editado por Almuzara, es un thriller de política internacional, en el cual se reflexiona sobre la reinserción, la justicia, el alcance del derecho penal, y la venganza privada cuando fallan las instituciones; en 312 páginas trepidantes y muy cinematográficas, los personajes son retorcidos sin piedad por los acontecimientos, llevando su moralidad, actos y coraje al límite; tal como Hammet o Robert B. Parker, Iñaki Velasco ha visto mundo y diferentes profesiones, lo cual le ha permitido escribir una novela con la soltura y eficacia de los autores citados.

      Mónica Maffía presenta su libro “ Micro Teatro-Macroexperiencia” la cual recoge seis obras breves de esta autora, licenciada con honores en Teatro y Literatura Inglesa, escenógrafa de reconocida experiencia y una de las grandes especialistas en Shakespeare y Marlowe, editada por Eudeba y Proteatro, con la colaboración de la fundación SGAE, se compone de las obras, ¡¡Shhh¡¡ una alegoría contra el abuso de poder,” sexo total “  una obra acerca de los dilemas éticos y existenciales del hermafroditismo, “ Contrapasso “, “ Egresadas” y “ Cuerpos Extraños”, la obra presentada el pasado 19 de abril en la SGAE, contó con la colaboración del cineasta Francesco Cocco, la actriz y productora María Grey, y Silvia “doble registro” la protagonista de “sexo total”.

   Recuerden no hay nada más subversivo que leer teatro, nos convertimos en directores de escena, encargados de atrezzo…
Iñaki Velasco y su libro
Mónica Maffía y su libro.

Los tres días del foro,segunda parte

Los tres días del Foro Mundial de la Opera.

  Típico de este siglo XXI, de hacerse preguntas ignorando, o despreciando lo que ya sabemos, en la profunda reflexión acerca de qué es la ópera y adónde va, asistimos desde pensamientos profundos al profundo disparate, y estos disparates varios vienen de cuestiones previas al mundo lírico. La doctrina feminazi de pensamiento único, reductora del hombre y de lo masculino a la negatividad, cuya ilusión artística es la quema del Quijote, de Los Tres Mosqueteros, o de las películas de John Wayne, la doctrina marxista antirreligiosa, o el ataque constante a la heterosexualidad, son causantes de la crisis de la ópera, en lo tocante a su herencia y tradición, y en la elaboración de nuevas obras; con este preámbulo paso a contar las reflexiones del congreso con la estructuración de temas de éste y mis conclusiones en cada parte, téngalo en cuenta como plano-guía si alguna de las conclusiones parece poco clara.

Primer tema: La herencia de la ópera.
  La ópera se inicio en las Iglesias cristianas, con las cantatas, oratorios y madrigales, ópera es Monteverdi, Purcell, Bellini, Vivaldi, toda esta herencia fue desplazada por Verdi, Puccini, Rossini, es posible que la falta de alternativas de espectáculos, hiciera posible susodicho desplazamiento no causara un descalabro de público, o simplemente en esa época no se tuviese en cuenta. Pero si la rentabilidad de la ópera pasa por convertirla en un espectáculo de mayorías, es necesario programar Monteverdi, Vivaldi, Mozart, Rossini y Bellini, los oratorios y las cantatas, en ciclos de Cámara y en conciertos; si se reniega del origen religioso de la ópera, echamos del público asistente a todo lo cristiano, los cuales se refugiarán en el Godspell y la música folklórica religiosa, si eliminamos la ópera romántica, llenaremos las salas de conciertos sinfónicos y los teatros, no habrá Traviata, pero serán innumerables las representaciones de La Dama de las Camelias. Y ahora el disparate, la solución no es cambiar el final de la obra tradicional, es una cobardía aprovecharse del éxito y nombre de un artista y su obra para contar una historia propia; ten valor y proponla con tu nombre y título, y desde luego que un  personaje maligno y perverso como Carmen, en lugar de morir, como así se pedía en las reglas de composición de libros y libretos, sea la asesina sólo por el hecho de ser mujer, echará de la sala a cualquier madre, y todos los hombres cuyo rechazo de la doctrina feminazi de que todos los hombres son bestias acosadoras y violadoras sea inamovible a pesar de todos los intentos de adoctrinamiento.

   Segundo tema: Nuevas óperas.

 Presentar un musical en un teatro dedicado a la ópera, no lo convierte en una ópera, componer una ópera requiere hacerlo al modo de Häendel, a la maniera de Vivaldi, es decir con libretos que respetan la regla de las tres unidades, y con ciertas estructuras formales, no seria ópera una obra, la cual entre las partituras musicales, los intérpretes se limitaran a contar largos discursos hablando, si no se canta, no es ópera. Pero el principal problema es el coste astronómico de los derechos de autor, los cuales junto con el aumento de coste de las producciones años tras año, hace imposible componer una ópera de los libros más reputados, quizá un concurso de escritores y libretistas, con los derechos de la obra para el teatro pudiera paliar esto.

      Ahora el disparate, la ópera de Montevideo, con la misma sensibilidad del Ayuntamiento de Madrid, bueno no, el Ayuntamiento ha dedicado toda una plaza a los Transportistas, mientras en Montevideo hay una semana Trans, ¿Transfugas de si mismos?, esto no es problema, esa semana a todos los cuales el único trans que nos importa es el transporte, vamos a otra cosa, pero si la obra elegida es un ataque ofensivo a una religión determinada, sin programar obras religiosas el resto de la temporada, habrá muchas personas oponiéndose a financiar dicha institución con su dinero de bolsillo o con subvenciones públicas.

    Tercer tema: diversidad.

     Es imposible hacer una ópera para todo el mundo, es posible hacer temporadas donde haya óperas del gusto de casi todos, pero la ópera es como el deporte, tienes público para la natación, para el ciclismo, para la esgrima, no es como el futbol, homogéneo para todos sus espectadores, y cuya decisión es o te gusta el pateo continuo de una bola o no.
   La otra diversidad ya está en la ópera, las mujeres son protagonistas en la ópera, Tosca, Turandot, Popea, diversidad racial, Otello, Turandot, Porgy and Bess, eso no es problema, si hay libretos de calidad, como el barbero .

    Cuarto tema: apoyo y promoción.

   Sin resolver los temas precedentes, es muy difícil obtener ninguna de las dos cosas, y ser tan esnobs para decir alguien cuya preocupación por treinta dólares sea mucha no interesa, la que deja de interesar es la ópera, prefiero un mundo lo más culto posible por el teatro a cinco dólares, que mantener un arte sólo para unos pocos.

Mónica Maffía, reputada escenógrafa,y Luis Mojedano, Director de La Mansión de Tréveris, en el Teatro Real durante el Foro.

miércoles, 18 de abril de 2018

Teatro Real estrena Gloriana y Foro Mundial de la Opera

                 El mundo de la ópera en Madrid.

  El pasado 12 de abril, Madrid se convirtió en la capital mundial de la ópera al simultanear el estreno de Gloriana y el comienzo del Foro Mundial de la Opera, dos acontecimientos brillantes por si mismos, y para no solapar a ninguno, y teniendo ambos un componente altamente inglés, iremos por partes como decía Jack el Destripador.

    Gloriana es una obra maestra de Britten, la cual de no haber fracasado en su estreno podría haber sido el comienzo del realismo en la ópera. Basándose en el libro “ Isabel & Essex  una trágica historia”, Britten presenta a un ser humano, con sus dudas, sus caprichos y sus errores, debatiéndose entre su moralidad, la exigida a un soberano, y sus propias necesidades, sentimientos y pasiones, con la extrema soledad inherente al poder absoluto, Isabel y la realidad de un Essex, gigoló de ancianas, vencedor de una Cádiz desarmada y sin munición, cuya expedición costó más dinero del que se recuperó, usada como propaganda por los numerosos enemigos de Felipe II, y cuyo éxito fue incapaz de repetir en ninguna  otra campaña. Me he referido a Isabel  como ser humano, y no mujer, pues a pesar de la ginecocracia encubierta,(léase feminismo) su figura es completamente intercambiable con su enemigo el Rey de España Felipe II.

    En cuanto a la partitura es brillante y con la magnífica dirección de Ivor Bolton, la genialidad dramática y calidad de las voces de sus intérpretes, y una genial puesta en escena de David Mcvicar, llena de dobles sentidos y cualidades artísticas, es un gran espectáculo y quizá un ejemplo de ópera moderna, para encontrar el lugar de la ópera en el mundo, así pues pasamos al Foro, sintiéndome como the Ripper, por no tratar con más profundidad el genial estreno presentado por el Teatro Real.

    La primera edición del Foro Mundial de la Opera, se presentó ante los medios de comunicación en las personas de su anfitrión Ignacio García-Belenguer, Director General del Teatro Real, Mark A. Scorca, Presidente de Opera América, La Presidente de Opera Latinoamérica, María Victoria Alcaraz y el Director de Opera Europa, Nicholas Payne, se presentó el formato, consistente en debatir sobre cuatro temas principales, la herencia de la ópera y ésta como patrimonio cultural, las nuevas óperas, ópera y diversidad cultural, y el patrocinio de la ópera, y la agenda del encuentro.
   Abierto el turno de preguntas, solicité la respuesta de los tres, a si el principal problema de la ópera, es la falta de acceso a libros interesados e interesantes por los astronómicos costes de conseguir los derechos, y si tenían en mente alguna solución, Nicholas Payne y M.Victoria Alcaraz esbozaron respuestas sobre dificultades de legislación, en las cuales se profundizó en los posteriores debates, la respuesta de Mark A. Scorca, fue que año tras año los costes de producción, elenco, vestuario, se incrementaban sin poder repercutirlos en las entradas, y eso en obras dónde no hay que comprar el libreto, por tanto si es un problema, al menos para la ópera nueva.

    En un próximo artículo, presentaremos debates y reflexiones acaecidos en “ Los tres días del Foro”.

         


lunes, 9 de abril de 2018

La belleza del Oratorio

Oratorio, uno de los géneros más bellos de la Lírica.

  El pasado Domingo se representó en función única el Oratorio de Félix Mendelssohn “Elías”, el compositor admirador desde su infancia de la música coral religiosa y especialmente de la maravillosa obra de Johann Sebastian Bach, siendo uno de los impulsores del redescubrimiento del gran maestro en el siglo XIX; escribió dos Oratorios, “Paulus” (Pablo) basado en el Nuevo Testamento, estrenado en 1836, y “Elías” elaborado sobre episodios del Libro de los Reyes del Antiguo Testamento, el cual fue representado por primera vez en 1846, ambas obras contienen textos del pastor Luterano Julius Schubring, pero esta última al traducirla al inglés fue reconvertida a los principios Anglicanos, Mendelssohn revisó la  obra, y de nuevo Luterana y alemana fue la versión representada con una dirección estelar de Pablo Heras-Casado, al frente de la reputada Orquesta Barroca de Friburgo. La obra cuenta episodios de la vida del profeta Elías con una escritura coral sinfónica heredera de Bach y Häendel, en la cual hay fugas y cánones pero impregnado ya del estilo romántico decimonónico.


viernes, 6 de abril de 2018

Elías de Mendelssohn



  El próximo Domingo 8 de Abril, a las 18 horas, en función única, el grandioso oratorio de Mendelssohn, Elías, dirigido por Pablo Heras-Casado y con la Orquesta Barroca de Friburgo,
la versión en alemán, no se la pierdan.