miércoles, 14 de febrero de 2018

Torrijas y Tajadas

El Amor Cortés o Cupido el deseo desenfrenado.

 Las torrijas y tajadas psicológicas, frutos de la LOGSE y la propaganda más o menos comunista, ha difundido la ignorancia y cuando pueden el silencio sobre dos acontecimientos cristianos que confluyen en el día de hoy, el 14 de febrero es el día de dos santos, a saber Cyrilo y su alfabeto imprescindibles en la Iglesia Ortodoxa, y San Valentín, el paladín del amor cristiano en el Bajo Imperio Romano, coinciden este año con el Miércoles de Ceniza.
 
  San Valentín, como la mayoría del Santoral, arriesgó su vida, en uno de los períodos de persecución de baja intensidad del Bajo Imperio, hubo persecuciones como las de Nerón o Diocleciano, con arresto y ejecuciones multitudinarias, y como en el caso del sacerdote Valentín durante el reinado de Claudio II, persecuciones en las cuales se dictaban leyes tendentes a dificultar e impedir vivir bajo los preceptos de la fe cristiana. Uno de esos edictos fue la prohibición de casarse a los soldados, para que conservasen la bravura y brutalidad del entrenamiento antiguo del legionario, puesto que la profesión no era elegible en esos tiempos, condenaba sus almas a morir en pecado, a uno de los colectivos más cercanos a la muerte repentina en la época. San Valentín decidió no acatar una ley injusta, estúpida y absurda, y estuvo casando a los soldados en secreto, pillado in fraganti, fue ejecutado. La importancia de su gesto radica en la diferencia del amor cristiano, del respeto entre marido y mujer, del respeto hacía sí mismo, del hombre, y no tratar su esencia genética como una basura inconveniente, tras satisfacer sus instintos reptilianos al estilo de Eros y Cupido, el mero deseo satisfecho a cualquier precio, llamado amor por griegos y romanos, el cual convertía a las mujeres en botín de guerra apto para el pillaje tras la batalla.

    Y es una feliz coincidencia este año con el Miércoles de Ceniza, entrada de la Cuaresma, dónde mediante el ayuno y la abstinencia, los cristianos se preparan para seguir sus convicciones en vez de sus instintos. Sólo desde la concepción cristiana de la vida es comprensible, ese arte poético del Amor Cortés, en el cual el caballero, ante un amor imposible, provocador incluso de más desgracias que alegrías a su amada, renuncia incluso a manifestárselo, y convierte la energía de ese amor en hazañas para su religión y país.

    Con esa exquisita falta de sensibilidad hacia la verdadera igualdad del actual ayuntamiento de Madrid, han lanzado su campaña de que el amor no duele en éstas fechas, sin mencionar, por ejemplo, que el amor tampoco se vende ni está para superar pruebas.

      Feliz día de San Valentín.


                                          Órgano del Monasterio del Paular

No hay comentarios:

Publicar un comentario