viernes, 16 de febrero de 2018

LUZ Y COLOR EN EL ARTE PICTORICO

El Arte del Renacimiento.

  El arte pictórico del Renacimiento, tiene más que una vuelta a los temas paganos, dos tendencias, una de cierta secularización, disfrazada de antigua cultura clásica la cual era respetada y respetable, y otra de una visión diferente y más optimista de la temática cristiana heredada de la Edad Media. El Renacimiento es un  período histórico tan largo, y  lleno de diferentes maestros y escuelas contemporáneas o no, que en sí mismo es una muestra cíclica, de hieratismo a movimiento, de muchas reglas a casi ninguna, de falta de luz y colores vivos, sobre todo en pintores de origen germánico, a un colorido exagerado y brillante cercano al Barroco, cuyo punto en común es el optimismo y la esperanza.

    El maestro Pontormo, pintor italiano del siglo XVI de la escuela florentina es muy apropiado para hablar de arte, en este período de conversión, Cuaresma, y enfocar la fiesta grande del Cristianismo hacia lo que es. Su “Descendimiento de la Cruz”  se debate entre la esperanza del Credo Cristiano, la victoria sobre la muerte y la salvación proporcionada por los actos de JesuCristo, y el sufrimiento de las personas cercanas a Él, por relación afectiva y acompañamiento en circunstancias tan desagradables. La primera es reflejada en el cuadro mediante la ausencia de la cruz, el instrumento de muerte sórdido y repelente de los romanos, el cual Jesús convierte en instrumento de vida; con un colorido en extremo brillante en las ropas y personajes hasta el punto de iluminar un oscuro y tormentoso día, augurando los inventos de Edison, y la eliminación de la sepultura descontando ya la Resurrección. El segundo hecho mostrado por el pintor, es el dolor humano, por el sufrimiento de los seres queridos y cercanos, el cual, tengas las creencias y esperanzas que tengas, siempre acongoja y duele. Las expresiones doloridas y melancólicas de todas las figuras del cuadro, es el recurso creativo utilizado por Pontormo, un cuadro muy personal, alejado de las reglas del Alto Renacimiento, pero muy expresivo de la fiesta grande cristiana, La Semana Santa. Si en tu ciudad o pueblo hay persecución de baja intensidad a lo cristiano, metiendo a la fuerza drag queen y otras imágenes paganas y viejas bacanales, siempre puedes mirar en la tablet un recorrido virtual de museos renacentistas y conventuales, hasta que pasen de largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario